Inversores particulares que forman parte del BAKER TILLY GDA RECOVERY FUND han adquirido la unidad productiva de Protasa, el único fabricante independiente en España (tercero en Europa) de productos aislantes acústicos para la industria, a través del BAKER TILLY GDA Recovery Fund, de reciente creación. La operación fue recogida por La Vanguardia el pasado 17 de enero de 2013 en su sección de economía (descargar la notícia en lavanguardia_170113 ).

Protasa entró en 2009 en concurso de acreedores y el pasado mes de noviembre  en la subasta de la unidad productiva, ésta se adjudicó a un grupo de inversores que forman parte de BAKER TILLY GDA Recovery Fund, el nuevo  grupo de inversores creado por la asesoría española dirigida por Francisco Wendt bajo el sistema pledge fund (ver Expansión 28.08.2012). Esta terminología inglesa es la que define un sistema mediante el cual se constituye un grupo de inversores a los que BAKER TILLY GDA ofrece oportunidades de inversión de manera independiente, para que se adhieran o no, en función de sus intereses y sin comprometer al resto del grupo del fondo.

Este sistema permite a cada inversor decidir no sólo el proyecto que más le interesa sino también el importe que  está dispuesto a invertir. Cada proyecto es independiente y, por consiguiente, no hay riesgo de contaminación entre los diversos proyectos que se ponen en marcha.

Con esta operación BAKER TILLY GDA inicia con éxito la actividad del recientemente  constituido BAKER TILLY GDA RECOVERY FUND. La adquisición de la unidad productiva de Protasa asegura la continuidad del 85% de la plantilla, de 35 personas, y una facturación prevista de 14 millones en el ejercicio 2013. La operación del BAKER TILLY GDA Recovery Fund representa también la continuidad de una actividad industrial gravemente amenazada, ya que Protasa es  el único fabricante independiente de productos aislantes acústicos (tercero de Europa) y que, a pesar de la situación concursal que arrastra desde 2009, ha logrado cerrar el ejercicio actual con algo más de 13 millones de euros de facturación, de los que el 80% son de exportación a los principales fabricantes de primeros equipos del sector automoción.